Carta del Obispo

Cargando reproductor...
Sed santos, sed perfectos
23 febrero, 2020

Del corazón de Jesús no brota nunca el odio ni la venganza. De su corazón sólo brota el amor. Y nos pone a su Padre Dios como referente, dándonos su Espíritu Santo como acompañante y abogado permanente.