Carta del Obispo

Cargando reproductor...
¿Más comida? – Más gente comprometida. Manos Unidas
12 febrero, 2017

El mundo está mal repartido, y la culpa no es de Dios. Es de los hombres, que no respetamos la justicia y el derecho de los más pobres a tener lo necesario para vivir. Dios es amigo de la justicia en el mundo.