Carta del Obispo

Cargando reproductor...
Qué bien se está aquí
12 marzo, 2017

Jesús con la transfiguración les comunica a sus discípulos una gran esperanza, al mostrarles la meta definitiva de la carne humana: esta carne humana y toda la persona está llamada a la divinización, a la glorificación, a la transfiguración plena.